La doble vida de Placeres y el emepepismo

¿El MPP, la lista 711 y el partido Comunista votarán el desafuero del diputado emepepista Daniel Placeres?

El fiscal de Crimen Organizado entiende que debe ser condenado como “presunto autor penalmente responsable de un delito de conjunción del interés personal y del público”.

Es que actuó en el parlamente a favor de Envidrio y Alenvidrio mientras seguía vinculado a la empresa y tenía allí familiares directos favorecidos por las resoluciones que él promovía.
Para la Fiscalía el diputado incurrió dos modalidades del delito porque no informó su vínculo personal en Envidrio en tanto promovió, fue informante y votó la minuta de comunicación de la Cámara de Representantes al Poder Ejecutivo así como también una ley de ampliación de seguro de desempleo.

A Daniel Placeres lo separa una medianera de la casa de Mujica y “comparten los gastos”. Viajó a Venezuela 85 veces, en muchas ocasiones acompañando a los militantes del MPP, dueños de Aire Fresco, la empresa intermediaria de varios negocios por millones de dólares entre empresas venezolanas y uruguayas.

En su declaración jurada como legislador, Placeres no declaró cuentas bancarias ni otros ingresos e insistió en el Parlamento en que lo único que hizo “fue abrir alguna puerta”.

Envidrio consiguió clientes en Venezuela gracias al diputado y, además, la cooperativa recibió US$ 11,5 millones del Fondes. La deuda no fue saldada.

Más alla de la deshonestidad de una persona, lo importante es darse cuenta que un sector político cree que el fin justifica los medios y hace u oculta cualquier cosa. Estos muchachos marcan la cancha del Frente Amplio, pero no deben definir el destino del Uruguay.

Con la más sólida calma y la mayor fortaleza, hay que volver a consolidar el Uruguay de los valores republicanos y el respeto a las instituciones y los compatriotas.

¡Más Cambio y más Paz!

Foto: Radio Uruguay