La verdad de ayer es la inspiración del mañana

La verdad histórica: Rivera fue estratega esencial y combatiente definitorio de la independencia de nuestro país. Nos importa decirlo y reiterarlo, ofreciendo pruebas documentales, testimonios indesmentibles y evidencia material. ¿Por qué insistimos los colorados y batllistas en esto de la verdad histórica?

Es que revindicamos la historia de todos nosotros, que es el gran patrimonio de la familia que fuimos, somos y seremos.

A ver si se comprende: se daña a cada uruguayo de hoy cuando se tergiversa el ayer. Y peor aún cuando se nos engaña en la escuela, el liceo, la universidad, los medios de comunicación y las redes.

Esa deformación persistente engendra desánimos y cinismos que son sombras sobre el futuro del Uruguay.

“…El proyecto Artiguista fue un proyecto de democracia, un proyecto de libertad, un proyecto luminoso, pero que soñaba con una conglomeración de provincias, no con nuestra independencia propiamente dicha; su idea era otra. Y no es que fuera equivocada, era una gran idea, pero desgraciadamente no era posible.

Era imposible una alianza de provincias con la hegemonía de Buenos Aires. La idea de Artigas era generosa, pero imposible.

La idea de Rivera es la que realmente cuaja y la que dice “los orientales tenemos que ser independientes”.

Por eso Rivera, al mando de Artigas, derrota la prepotencia porteña en Guayabos en el año 15’. Es él el que pelea y derrota de nuevo la prepotencia “Rosista” en Cagancha veinte años después. Rivera es el que, cuando cae el Artiguismo en el año 20’ y quedamos bajo el imperio brasileño, funda lo que es la esencia del Partido Colorado: la responsabilidad. Artigas se va derrotado, Rivera dice: yo me quedo, “vamos a hacer fuerza de nuestra desgracia”.

Pacta con el invasor y le dice: quiero mantener una fuerza oriental armada, “mientras haya un grupo oriental armado hay patria”.

Cinco años después está la cruzada libertadora y salimos a la independencia. Y viene ahí una guerra indecisa
–porque Bs. As. no sabía bien lo que quería y no quería seguir sosteniendo una guerra con el Brasil- en la que Rivera toma las misiones, hace la campaña de
las misiones en el 28’, le lleva la guerra adentro a los brasileros y el Imperio de Brasil dice “no tenemos más remedio que firmar la independencia”.

Así nacimos, ¡el Partido Colorado es la independencia del país!…”

Esto nos decía en Paysandú, hace pocas semanas, el Presidente Sanguinetti.

El 30 de junio vamos a votar todos, para fortalecer al batllismo y al país.

¡Más cambio y más paz!